91 576 01 64 | madrid@clinicadray.com
Estética

Quédate en casa y mantén el equilibrio

Quédate en casa y mantén el equilibrio

Durante estos días excepcionales en los que tenemos que mantenernos en casa el máximo de tiempo posible. Quédate en casa y lee nuestros consejos de alimentación, rutinas diarias para hacer ejercicio y para mantener un modo de vida equilibrado a través de nuestras redes sociales.

Quédate en casa: punto de vista emocional

Desde aquí queremos daros algunos trucos para ampliar esta información: sobre todo desde el punto de vista emocional que es el que se puede ver más afectado por el confinamiento.

Un dato curioso es que uno de los grandes desafíos para ir a Marte no es tecnológico, sino humano. El viaje al planeta rojo dura una media de 162 días, es decir casi 5 meses y medio. Por lo que las personas que vayan y vuelvan tienen que estar acostumbrados a un confinamiento en un espacio reducido. Cada vez son más los astronautas que están superando este tiempo de estancia en el espacio. Para ello han tenido una preparación psicológica y siguen un rígido programa de actividades para mantenerse en forma física y mentalmente.

Nosotros no hemos seguido ningún entrenamiento previo. Pero sí podemos fijarnos en los trucos que utilizan para poder pasar el máximo tiempo posible en casa sin sufrir las consecuencias físicas y mentales.

Quédate en casa: punto de vista físico

Desde el punto de vista físico, al evidente aumento de peso debido a la falta de ejercicio y comidas desordenadas; se va a unir una bajada de las defensas provocada por estados de ansiedad y/o depresivo. Para luchar contra ello tenemos los siguientes trucos:

  • Mantener un horario en comidas y rutinas diarias. El desorden en las rutinas provoca desequilibrios por eso conviene escribir en un papel los que se quiere hacer durante el día. En este guion de organización vamos a poner una estimación del tiempo empleado en cada tarea. Y cada día vamos a variar las actividades y las horas en las que las realizamos para no caer en la monotonía. Se puede ser flexible, pero no saltarse con regularidad la programación, porque caeríamos en la desidia, primer paso de la ansiedad y la depresión. Por eso, orden y disciplina, pero si tu carácter es más rebelde, no intentes mantener una disciplina prusiana. Sé flexible hasta cierto punto y si ves que te saltas tu propia organización con demasiada frecuencia, vuelve a reorganizarla. Esto también te ayudará a mantener el equilibrio.
  • Organizar las comidas y que tengan alto contenido en vitaminas, minerales y fibras. Las vitaminas y los minerales van a ayudar a nuestro organismo a mantener las defensas altas y la fibra nos va a ayudar a estar saciados y así evitar asaltar la despensa. Este asalto a la comida o comer de forma compulsiva suele ser uno de los primeros síntomas de ansiedad. Hay que evitar también las comidas procesadas, ahora tenemos más tiempo para cocinar, podemos hacer bizcochos o magdalenas y comidas más elaboradas. Si tenemos niños, cocinar en familia les va a entretener y va a fomentar la comunicación. Sin contar que disfrutar de una buena comida sube el ánimo.
  • Evita estar todo el rato pendiente de las noticias. Conviene estar informado, pero no de forma compulsiva. Basta con ver las noticias una vez al día, si se está conectado a la información todo el día va a hacer el efecto contrario al que se pretende.  Al recibir todo el rato la misma información nuestro cerebro se satura y no puede separar las buenas de las malas noticias. Es decir, si la mayor parte de las noticias son negativas, como es en el momento en que vivimos, nuestra mente sólo va a ver las cosas negativamente; la agresividad aumentará y se producirá un desequilibrio total en nuestro organismo. Para evitar estar conectado a todo el día y no caer en la tentación, volvemos a nuestro primer consejo. Y no olvides poner música. Puedes utilizar los videoclips, ya que va a cubrir esa necesidad audiovisual de nuestro cerebro y recuerda que la música que escuchas también va a influir en tu estado de ánimo. Pon música que te relaje o que te ponga de buen humor. Si se te van los pies, no lo dudes, bailar es uno de los ejercicios más completos, produce endorfinas y por lo tanto nos pone de buen humor.

Esperamos que estos trucos os ayuden a mantener el equilibrio durante estos días. Y no lo olvides, ¡quédate en casa!

Write a Comment